gracias♥

11.6.09


Mezclándose con las personas de la ciudad, sabe que no es igual que el resto. No logra entender cómo existe gente así. No entiende cómo viven sobre el ruido. No entiende cómo logran terminar sus días. No entiende porqué están siempre corriendo de un lado a otro. No entiende cómo pueden sobrevivir. Un mundo en donde cada cual hace la suya, cada cual se preocupa por sí mismo, cada cual hace lo que es conveniente para sí mismo. Un mundo donde las palabras “esperanza” y “solidaridad” son tratadas como insultos o ideas absurdas. Donde la gente habla sin ser escuchada, grita sin ser oída, sufre a diario, vive sin vivir. Un mundo que cada día que pasa, empeora aún más. Ella, en su interior, piensa y pregunta porqué las personas siguen viviendo en estas condiciones. Porqué las personas, en vez de intentar cambiar, se adaptan a los cambios e intentan sobrevivir en base a ello. Porqué, algo tan maravilloso como la vida se desperdicia de tal manera. Porque algo tan hermoso como vivir se vive cada día menos.


-

2 comentarios:

Priscila dijo...

Todo ese texto.. me recuerda a Buenos Aires :/ y encima, yo me quisiera ir a vivir ahí, jaja.
creo que nunca podría soportarlo u.u
Que andés bien Jessi, un beso.

Iara Melina dijo...

La receta es hacer la diferencia amiga.
Un besito, lindo todo por acá